A un año del escándalo de los 800.000 dólares

Un año después de aquel vuelo, sin embargo, las investigaciones judiciales en la Argentina y en Venezuela se encuentran lejos de ofrecer resultados. Casi todo lo que se sabe surgió de Miami, investigaciones periodísticas y el trabajo de la fiscal María Luz Rivas Diez. Esos hallazgos incluyen:

  • Según declaró el ex jefe para la Argentina de la petrolera estatal venezolana Pdvsa, Diego Uzcátegui, él fue quien presentó a Antonini con Claudio Uberti, el mandamás del gobierno argentino para asuntos comerciales en Venezuela, al que la justicia argentina le dictó la falta de mérito. El encuentro habría sido en mayo de 2007, algo que niega Uberti (él dice que se conocieron el día anterior al vuelo).

  • Según contaron el hijo de Diego, Daniel Uzcátegui, y una segunda fuente a LA NACION, él y Antonini se subieron al avión por decisión e invitación de Uberti.

  • Cuando terminaron de contar el dinero en el aeroparque metropolitano, cerca de las 8.30 del sábado 4 de agosto, Antonini y Uzcátegui se fueron a un hotel. Los llevó el chofer de Uberti, en un auto oficial.

  • En ese mismo momento, Uberti se fue a la quinta de Olivos y conversó con Néstor Kirchner. Al salir de la residencia, llamó a la Aduana y al ministro Aníbal Fernández, de quien depende la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Días después, recibió tres llamadas de la Secretaría de Inteligencia (SIDE).

  • Durante los tres días que permaneció en Buenos Aires, Antonini recibió llamadas de Uberti, que lo contactaba por medio de su secretaria, Victoria Bereziuk.

  • En las grabaciones acumuladas en Miami, Durán afirma que el dinero era para “la campaña presidencial de Cristina Kirchner”.

  • Durán lo urgió a colaborar y callar, según detalló el fiscal Mulvihill: “La revelación del motivo y del receptor del dinero decomisado podría provocar la pérdida de la elección”.

  • De esas mismas grabaciones surge que hubo “fondos adicionales” enviados desde Caracas a Buenos Aires. En ése o en anteriores vuelos.

  • Antonini estuvo en la Casa Rosada dos días después del decomiso de los 800.000 dólares, según declaró Bereziuk y de acuerdo con lo que dijeron otras tres fuentes a LA NACION, para presenciar un acto de los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez.

  • Tras el acto, Antonini, Bereziuk y funcionarios venezolanos cenaron en el restaurante Rosa Negra. Pagó él, con American Express: 1770 pesos.

  • Kauffman le comentó a Antonini que Caracas les quitaría la petrolera Venoco, que los matarían a “pepazos” y que sus hijas estaban en riesgo. Por el contrario, si Antonini asumía como propios esos 800.000 dólares, desde Caracas le ofrecieron 2 millones de dólares, según detalló Mulvihill.

  • Las grabaciones incluyen alusiones al supuesto rol de ministros y generales venezolanos, incluido el director de Inteligencia (Disip), en el intento de encubrimiento del escándalo.

fuente: lanacion.com

Leave a Reply

Palabras Clave

Aviso