Categorized | General

Destinan $ 295 millones a Aerolíneas

Lo dispuso la Presidenta para cubrir el déficit operativo de la compañía; el dinero se desafectó de planes de obras públicas

Por Mariano Obarrio
De la Redacción de LA NACION

El gobierno de Cristina Kirchner dispuso ayer destinar una partida de 295,2 millones de pesos para afrontar el déficit operativo de Aerolíneas Argentinas y Austral y garantizar la prestación del servicio aerocomercial para agosto y septiembre, mientras que en el Congreso toma temperatura la discusión por la ley de reestatización de la línea de bandera controlada hasta ahora por el grupo Marsans.

Ese monto arroja apenas una idea aproximada del enorme gasto que demandará al Estado garantizar el funcionamiento del transporte aerocomercial tras el apartamiento del grupo operador español.

Mientras tanto, el oficialismo y la oposición en el Parlamento discutirán, entre otras cosas, quién se deberá cargo -el Estado o Marsans- de la deuda estimada en casi 900 millones de dólares que arrastra la compañía.

El total de la reasignación de partidas de ayer alcanzó los 475,2 millones de pesos. Se dispuso, en rigor, por medio de la decisión administrativa número 11, firmada por el jefe del Gabinete, Sergio Massa, y publicada ayer en el Boletín Oficial.

Se trata de la primera reasignación que firmó Massa en uso de las facultades delegadas por el Congreso mediante la ley de administración financiera para redistribuir partidas dentro del presupuesto, lo que se conoce como “superpoderes”.

También se supo ayer que Massa firmó otra decisión administrativa por la cual se reasignó una partida presupuestaria de 217,7 millones de pesos de la Secretaría General de la Presidencia, que tenía como destino original el cambio del avión presidencial Tango 01, la reparación de aeronaves y la compra de un nuevo helicóptero para la flota presidencial. Ese montó se reorientó en este caso a la construcción y refacción de dos nuevos hospitales de niños en La Matanza, como se informa por separado.

Sin embargo, de la norma publicada en el Boletín Oficial no sólo se destinó dinero a Aerolíneas y Austral. También se aplicaron 20 millones al sistema de transporte automotor de pasajeros; otros 20 millones al transporte ferroviario (10 millones a TBA y 10 millones a Ferrovías), y 140 millones a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Camessa). Un total de 475,2 millones.

Cambio de destino

Según los anexos de la decisión administrativa, a los que accedió LA NACION, de esos 475,2 millones de pesos, 157,2 millones, estaban originalmente asignados al programa de Desarrollo de Infraestructura Habitacional “Techo digno”, que depende del Ministerio de Planificación, que dirige Julio De Vido. Otros 50 millones iban a ser aplicados al plan Acciones de Mejoramiento de Hábitat e Infraestructura básica, también de Planificación, y 30 millones al programa de Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios, que depende también de De Vido.

En los hechos, Aerolíneas y Austral sigue perteneciendo al grupo Interinvest, controlado por Marsans, que tras haber firmado un acta con el Estado le transferirá sus acciones apenas éste las adquiera. Para ello se debe terminar la evaluación de activos y pasivos que realizan el Tribunal de Tasación, por el Estado, y el Banco Credit Suisse, por parte de la empresa española.

En principio, eso significa que, aún sin controlar la compañía aerocomercial, el Gobierno restará fondos previstos para programas de viviendas, infraestructura y urbanización de villas para atender el déficit operativo de Aerolíneas tras la polémica reestatización, garantizar su servicio aerocomercial, y subsidiar empresas de trenes, de colectivos y al mercado mayorista eléctrico.

Los restantes 238 millones de pesos para cubrir aquellos 475 millones se le sustrajeron a la jurisdicción Obligaciones del Tesoro y estaban destinados a la Asistencia Financiera de Empresas Públicas y Entes Binacionales de los sectores Energía y Minería, entre ellas Enarsa, la empresa estatal de energía e hidrocarburos.

Según confió a LA NACION una fuente estrechamente vinculada con Massa, la reasignación presupuestaria “fue el instrumento administrativo para poder cumplir con las resoluciones anteriores de Planificación y de la Secretaría de Transportes que transfirieron fondos a Aerolíneas”.

En la misma decisión administrativa, se consignó que Planificación había transferido 201 millones de pesos mediante las resoluciones 599 y 642 del 11 y 31 de julio.

También se hizo constar allí que la Secretaría de Transportes, que dirige Ricardo Jaime, emitió las resoluciones 471, 500 y 521, de las fechas 10, 14 y 31 de julio mediante las cuales autorizó el envío de 54 millones, 57,2 millones y 90 millones a Aerolíneas y Austral. Con esos envíos, dice la norma, se afrontaron “salarios y demás gastos operativos urgentes e imprescindibles” que posibilitaron la normal prestación del servicio aerocomercial.

fuente: Lanacion.com

Leave a Reply

Palabras Clave

Aviso