Categorized | Nota de tapa, Política

El kirchnerismo genera mas pobres

La pobreza siempre es escandalosa. La pobreza siempre es injusta. Todas las religiones y todos los partidos políticos siempre se proponen reducir la pobreza, mitigarla, ayudar a los pobres a salir de esa situación. Una sociedad justa es la que tiene la menor cantidad de pobres posibles y la que ofrece igualdad de posibilidades y oportunidades a todos su habitantes. El nivel de pobreza de un país es una de las principales formas de medir la calidad de un gobierno. Es cierto que hay muchas otras formas de juzgarlo: la libertad, el aumento de la calidad educativa, las prestaciones universales básicas de salud, la seguridad para vivir tranquilo, la confianza que despierta e incluso el clima de serenidad o de cripacion que genera. Todo eso pesa a la hora de calificar a un presidente. Pero sin dudas que el indice de probreza es el mas clarito a la hora de saber si un gobierno va bien o va mal. Dime cuantos nuevos pobres generaste o cuanto pobres sacaste de la pobreza y te diré quien eres. No importa si se llenan la boca hablando o si tienen tal o cual ideología. Si cada vez hay menos pobres quiere decir que vamos bien. Si cada vez hay mas pobres quiere decir que vamos mal. En esto no hay vueltas ni sanata posible. No conozco un gobierno bueno que haya incrementado los niveles de pobreza y no conozco un gobierno malo que los haya bajado. Es la columna vertebral de una sociedad. Es el eje alrededor del cual debe girar toda la economía. Pero no solamente por una cuestión humanitaria, moral o ideológica. Cualquier bien nacido quiere que haya cada vez menos gente que sufra privaciones. Es un dato clave para saber los niveles de ocupación y de inflación. Mas trabajo y menos inflación da siempre como resultado menos pobreza. Y aquí en este tema clave el gobierno de Cristina tene serios problemas que debera atender cuanto antes. Porque durante todos estos años el Producto Bruto creció muchísimio y sin embargo hoy 1 de cada 3 argentinos es pobre. Los niveles de pobreza fueron creciendo. El momento mas terrible fue allá por el 2.001. Casi la mitad de los argentinos estaba por debajo de la linea de pobreza. Habíamos caído en el peor de los infiernos. Uno de cada dos argentinos era pobre porque la inflación se había disparado, sobre todo la canasta alimentaria y porque habia mas desocupación. Son los temas fundamentales de una sociedad y de una familia. Asi como la industria de la construcción es multiplicadora de trabajo porque pone en funcionamiento a varios gremios.

La lucha contra la pobreza ataca varios enemigos a la vez. La desocupación, la indigencia, la marginalidad, la inseguridad. Alguien que deja de ser pobre recupera su dignidad y tiene un efecto multiplicador que hace una sociedad mas equilibrada, menos violenta, mas feliz. Repito: el gobierno de Cristina habla mucho de esto pero en la práctica la pobreza sigue creciendo. Eso es porque en lugar de atacar la fiebre de la inflación que estaba avisando de una enfermedad mas profunda eligieron ocultarla y romper el termómetro. Esta es la verdad. Hay mas inflación y hay mas pobres porque sube la canasta basica. El gobierno con Moreno jefe supremo de la estafa del Indek ocultó la fiebre pero la enfermedad siguió y se agravo aun mas. Y estas son las consecuencias. Mas pobres y mas injusticia en la distribución del ingreso. Una vez mas se comprueba que la única verdad es la realidad.

Que no hay peor sordo que el que no quiere oir.
Y que nadie puede solucionar un problema si niega su existencia.

Los Kirchner tienen mucho por hacer. La historia los juzgará por los niveles de pobreza que van a dejar y – por ahora- están, estamos, en problemas.
Nunca es triste la verdad, lo que no tiene, es remedio. Ya que estamos apelando a las frases hechas y a los lugares comunes, uno mas para el final. Los Kirchner deberían saber algo elemental: la mentira tiene patas cortas.

FUENTE: ALFREDOLEUCO.COM.AR

One Response to “El kirchnerismo genera mas pobres”

  1. AlanG says:

    Excelente artículo.
    El problema son los gobernantes que mientras se llenan la boca con la palabra “redistribución”, no hacen más que IGUALAR PARA ABAJO. Cualquiera iguala para abajo, no hace falta ser buen gobernante. Yo mismo puedo gobernar “igualando para abajo”. Es fácil: se le saca al que tiene y/o produce para dárselo al que no tiene. Además de fácil es tremendamente conveniente para generar un stock de votos muy pero muy útiles en épocas electorales. Ya que si te alineás conmigo, te doy la “dádiva”. En cambio si no estás conmigo… Y así estamos. ¿Por qué será que en las capitales y grandes ciudades el kirchnerismo pierde?

    El desafío de todo BUEN gobierno es igualar PARA ARRIBA, trabajando para que el pobre deje de ser pobre! Eso es un buen gobierno. Los K hacen todo lo contrario. De hecho, no les interesa sacar de pobre a nadie. Los mantienen en formol. No pueden darse el lujo de perder ese caudal vital de votos. Dejarían de existir.

Trackbacks/Pingbacks


Leave a Reply

Palabras Clave

Aviso