Categorized | General

Gran gasoducto del Noreste Argentino teminará siendo un cañito

Los problemas de provisión de gas boliviano redujeron a un tercio el megaproyecto del GNEA. El ministro de Planificación, Julio De Vido, decidió modificar la obra por la que Techint ya entregó parte de las cañerías.

El Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), por menor cantidad de gas boliviano y por falta de fondos, ya no será la megaobra planeada y presupuestada en $5.235 millones. La traza que iba a permitir traer gas en red de Bolivia hasta Santa Fe con varias derivaciones que llegarían a 14 provincias, se reducirá un tercio. El diámetro de la cañería también será menor a pesar de que gran parte de ella ya fue entregada por Techint, adjudicataria de este tramo de la licitación.

La decisión la tomó el Ministerio de Planificación luego de sus últimos encuentros con las autoridades energéticas de Bolivia. La eterna crisis política de ese país, que frena inversiones en exploración gasífera, es una de las principales razones del encogimiento del ducto.

Por ahora, Yacimientos Petrolíferos Bolivianos (YPFB) no está en condiciones de aumentar la cantidad de fluido que envía al país, que ya es menor a la que establece el contrato firmado entre los dos gobiernos. La restricción presupuestaria de la Argentina se lleva el resto.

fuente: Critica Digital

Leave a Reply

Palabras Clave

Aviso