Categorized | General

La oposición denunció un “fenomenal fraude al fisco”

Sostienen que el pasivo que asumirá el Estado es “confuso”

Por Laura Serra
De la Redacción de LA NACION

Los principales referentes de la oposición denunciaron ayer que entre el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, y el grupo español Marsans pergeñan “un fenomenal fraude al fisco” para que el Estado, en la negociación de compra de Aerolíneas Argentinas y Austral, se haga cargo del fuerte pasivo que acarrean las compañías. Ese monto es calculado por el Gobierno en 890 millones de dólares, cuyo origen, adujo la oposición, es “confuso y cuestionable judicialmente”.

Los bloques de diputados de la UCR, Coalición Cívica, Pro, Frejuli y otras bancadas unipersonales advirtieron que, de aprobarse el acta acuerdo suscripta el mes pasado entre el Gobierno y Marsans -controlante de ambas aerolíneas-, el Estado, al efectuar la compra de las acciones, asumirá también el pasivo que dejará el grupo español. Ante esta perspectiva, los opositores anticiparon ayer que rechazarán esa acta acuerdo cuando se discuta en el recinto de la Cámara baja y propondrán una alternativa: la creación de una nueva sociedad aerocomercial estatal.

Esta nueva compañía, explicaron, absorberá la totalidad de los empleados de Aerolíneas Argentinas y de Austral, como también las rutas operables, que son propiedad del Estado, recalcaron, no de Marsans. Hasta que esta sociedad se constituya -que podría demorar unos cuatro meses, explicaron-, propusieron que el Estado continuara financiando ambas líneas aéreas para garantizar la prestación del servicio en todo el país.

El primer paso será, entonces, rechazar el acta acuerdo ya suscripta, que constituye la médula espinal del proyecto de ley que envió el Gobierno al Congreso para su aval. Esta postura también será acompañada por otros bloques de la oposición que no estuvieron presentes ayer en la conferencia de prensa, como el socialismo, SI y bloques provinciales. También Claudio Lozano (CTA) y Jorge Sarghini (justicialismo nacional) plantearán el rechazo. “Si avala esta acta acuerdo, el Congreso pondrá un manto de sospecha en una negociación que ya aparece oscura porque el Estado, sin conocer todavía el activo de las compañías, se hará cargo de un fuerte pasivo”, sostuvo Sarghini.

Connivencia

La oposición está convencida de que detrás de esta acta acuerdo hay connivencia entre Jaime y Marsans para que el Estado asuma parte del pasivo de las aerolíneas. Una vez saneadas con recursos del Estado, el Gobierno podrá ceder, en una nueva negociación, parte de las acciones a un privado.

El jefe del bloque radical, Oscar Aguad (Córdoba), recordó que en 2001 el Estado español -que controlaba las aerolíneas argentinas por medio de Iberia- cedió su prestación a Marsans y le otorgó, además, 750 millones de dólares para su saneamiento financiero y la compra de 23 aviones. “Pero seis años después no hubo saneamiento, tampoco compra de aeronaves y hoy Marsans pretende venderle al Gobierno la misma empresa en un monto desconocido, pero con una deuda de 890 millones de dólares, sin activos físicos y con la marca devaluada”, advirtió. El legislador cuestionó al Gobierno por haber objetado inicialmente los balances de Aerolíneas de los años 2002, 2003 y 2004, pero luego “sorpresivamente y sin dar razones” haberlos aprobado pese a que los había considerado fraudulentos.

El jefe de bloque de la Coalición Cívica, Adrián Pérez (Buenos Aires), advirtió que la solución para Aerolíneas Argentinas y Austral “no pasa por que todos los argentinos se hagan cargo de un pasivo contraído, posiblemente, de manera delictiva”, y rescató la creación de una nueva empresa aerocomercial porque “partirá de cero y sin deudas”.

A su turno, el jefe del bloque macrista de Pro, Federico Pinedo (Capital), afirmó que las bancadas de oposición no tienen interés en derrotar al Gobierno, sino que el Poder Ejecutivo pueda tomar las propuestas que tienen como eje “garantizar el servicio público interno y la comunicación con el interior del país y evitar que el pueblo argentino se haga cargo de la deuda de una empresa privada”. En tanto, el diputado del Frejuli, el puntano Luis Lusquiños, sostuvo que los opositores no quieren “convalidar un nuevo fraude al Estado nacional y al pueblo argentino”.

Boicot

  • La Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), advirtió ayer que hará un “boicot sorpresivo” a empresas españolas radicadas en el país en repudio a “la grave situación” de Aerolíneas Argentinas, que, según indicó, “pone en riesgo miles de fuentes de empleo”. El boicot consistirá en una campaña nacional para pedir a la población que no compre en las empresas españolas radicadas en la Argentina.

fuente: Lanacion.com

Leave a Reply

Palabras Clave

Aviso