Categorized | General

Marsans acusó a los gremios por el quebranto de Aerolíneas

Vicente Muñoz, director corporativo de la empresa, criticó el “alto nivel de conflictividad”; el oficialismo acusan de “vaciamiento” al grupo español; la oposición denuncia un supuesto “manejo fraudulento” de los fondos públicos

La discusión previa a la reestatización de Aerolíneas Argentinas ya tiene varias acusaciones cruzadas. Hoy los directivos de Marsans defendieron la gestión de ese grupo español en Aerolíneas y responsabilizaron a los sindicatos de la conflictividad laboral que entorpeció el manejo de la compañía, durante una presentación en el Congreso.

Vicente Muñoz, director corporativo de Marsans y miembro del consejo de transición consensuado con el Estado argentino mientras se concreta la nacionalización de Aerolíneas, y Horacio Fargosi, ex presidente de la compañía, comparecen ante las comisiones de Transportes y Presupuesto de la Cámara de Diputados.

En los primeros minutos de su comparecencia, Muñoz explicó que Marsans decidió abandonar Aerolíneas Argentinas debido al “alto nivel de conflictividad” de los sindicatos, en especial de pilotos, a cuyas protestas atribuyó las grandes pérdidas de la empresa.

Según Muñoz, en los últimos 12 meses Marsans perdió 280 millones de dólares debido a la conflictividad laboral.

Además, insistió en que la deuda exigible se limita a 290 millones de dólares y no a 890 millones de dólares, como se ha divulgado entre algunos sectores involucrados en el conflicto.

“Es falso que la empresa deba 890 millones de dólares, porque se confunden los pasivos con la deuda”, apuntó Muñoz, que aseguró que hay compañías aéreas que tienen pasivos superiores y funcionan con normalidad porque se tienen en cuenta sus activos.

Rechazó también las acusaciones de sobre-venta de pasajes y afirmó que se han contabilizado unos 147 millones de dólares en pasajes pendientes de uso, “una cifra triste”, dijo, que podría ser mayor si no fuera por la desconfianza de los clientes a causa de las huelgas promovidas por los sindicatos.

“No se han sobre-vendido pasajes”, insistió, “en todo caso se han sobre-programado vuelos para cubrir la demanda y mejorar la rentabilidad”, pero, cada vez que se intentó, los sindicatos convocaron huelgas y “le hicieron mucho daño a la compañía”, dijo.

A su juicio, “con la actual conducción del sindicato de pilotos no habrá solución” para Aerolíneas Argentinas ni para su subsidiaria de vuelos de cabotaje, Austral.

Por otra parte, el diputado radical Alejandro Nieva confirmó que el grupo presentó hoy una demanda penal contra Marsans por “administración fraudulenta” y “vaciamiento” de Aerolíneas.

La demanda se amplía al secretario de Transporte argentino, Ricardo Jaime, por presunto “abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes del funcionario público, defraudación y malversación de caudales públicos”.

Para el oficialismo los culpables son otros. El diputado del Frente para la Victoria Dante Dovena acusó hoy a los grupos españoles Marsans e Iberia de haber realizado “un vaciamiento” de Aerolíneas y Austral durante la privatización de esas empresas aereas.

Mientras se debate en comisión el proyecto de reestatización de las líneas aéreas enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo, Dovena, integrante de la comisión de Transportes de la Cámara Baja, subrayó a Télam su “convencimiento” de la necesidad de la estatización.

El diputado explicó que, a partir de la ronda de consultas que el plenario de comisiones de Transportes y Presupuesto realiza con diversos actores involucrados, llegó a la conclusión de que “el estado actual de las empresas es la consecuencia de un vaciamiento que ha realizado el Grupo Marsans y (anteriormente) el Grupo Iberia”.

“El vacimiento se produce realmente con Iberia y luego se completa con Marsans”, especificó el diputado, y agregó: “lo lamentable es que un Estado como el español saquee a otro Estado como el argentino”.

De todas maneras, admitió que “en esto hubo responsables, y no solamente españoles. También hay argentinos, que han sido socios y cómplices para el saqueo”, dijo.

Aerolíneas Argentinas tiene un pasivo de 890 millones de dólares, pierde cerca de un millón de dólares diarios, la mitad de su flota está averiada y cuenta con una plantilla de 8800 trabajadores.

El Gobierno envió un proyecto al Congreso para que convalide la trasferencia de Marsans al Estado del 94,41 por ciento de Aerolíneas y del 97 por ciento de su subsidiaria Austral.

Desde que hace un mes el Gobierno y Marsans acordaron iniciar el proceso de traspaso accionarial, el Estado ha aportado unos 200 millones de pesos (65 millones de dólares) para pagar sueldos y gastos operativos.

fuente: Lanacion.com

Leave a Reply

Palabras Clave

Aviso