Categorized | General, Nota de tapa

Todavía no venció!

El gobierno nacional está a punto de cerrar un nuevo contrato con Hidrovía SA, consorcio integrado por la belga Jan De Nul y la firma de capitales argentinos Emepa, que estará a cargo hasta el año 2021 del dragado y balizamiento del Paraná, desde Asunción del Paraguay hasta el Río de la Plata. La extensión del contrato, fruto de un acuerdo en la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren), viene con algunas sorpresas bajo el brazo: el Estado prorrogó por segunda vez una concesión que recién vencía en 2013, y le pagará a esta empresa un subsidio extra de 112,5 millones de dólares por tres años, además de unos 1.500 millones de aportes por el total de la concesión, por anexar a la traza original (que abarcaba desde Santa Fe hasta el océano) el dragado a diez pies de la ruta que va desde la capital provincial hasta Asunción.

El gobierno prorrogará un contrato con una firma que desde hace mucho tiempo está en la mira de la Justicia. A fines de diciembre pasado, la Oficina Anticorrupción –cuando todavía no había asumido el actual titular Julio Vitobello, un kirchnerista cuestionado por su desempeño en la Sindicatura General de la Nación– anunció que iba a pedir la reactivación de la causa, donde esa repartición figura como querellante. El juez a cargo es Rodolfo Canicoba Corral, a quien en 2005 la Sala II de la Cámara Federal le dio un tirón de orejas al ordenarle que siguiera investigando.

para leer la nota completa en Crítica de Santa Fe hacé clic acá.

FUENTE: Critica Digital

Leave a Reply

Palabras Clave

Aviso